18 de octubre de 2007

Cállese 1




En los años '70 Chico Buarque y Gilberto Gil escribieron Cálice, una canción en contra de la censura que imponía la dictadura brasileña. Cálice , aunque se traduce del portugués al español como "cáliz", hace referencia a la expresión "cale-se", cállese.
Cállese, dice el enorme cartel que la Comisión Directiva de la Asociación de Prensa tiene hoy montado sobre la culpa. Su política sindical es pobre, cuando no hipócrita y apalean con medidas administrativas y judiciales a quienes quieran decirlo en voz alta.
En la página web de noticias de la APT se publicó ayer (recién ayer) que la asamblea extraordinaria convocada para hoy 18 de octubre tenía por objeto analizar la "conducta en contra del patrimonio de la Asociación de Prensa" en que habían incurrido Marcelo Cuello y Alejandro Díaz. La asamblea finalmente se suspendió. La suspendió la Justicia.
En esa misma nota de Primera Fuente, la comisión directiva (la mesa chica, los nueve secretarios porque no creo que los 36 de la lista se hayan reunido a redactar) se refiere a sí misma, con arrogancia, como "la APT". "La APT no hizo otra cosa que reaccionar ante un nuevo intento de dañar al gremio siguiendo lo que marca su estatuto. No hubo toma de medidas arbitrarias ni mucho menos represalias como pretenden hacer creer...".
Y es la arrogancia lo que pone en riesgo el patrimonio del sindicato, no los testimonios de Marcelo Cuello y Alejandro Díaz. Porque lo que Oscar Gijena no dijo (¿a alguien se lo dijo?) es que Pablo Lesnik estuvo tratando de hablar con él durante una semana antes de iniciar la demanda por contratación en negro y despido injustificado. Gijena atendió el teléfono una sola vez, para decir que estaba ocupado y no podía hablar en ese momento. Que todo lo que podía ofrecer eran 4oo pesos por mes para hacer todos los trabajos de diseño gráfico que necesitaran la APT y la OSPPT. Lesnik buscaba al secretario General para pedir una reunión en la que reclamaría
- una explicación por su despido
-un sinceramiento de la APT en cuanto al fracaso de las políticas de contención a desempleados del sector
-un sinceramiento en cuanto a la contratación en negro en diversas áreas (Turismo y Cobranzas, por ejemplo).
El secretario General no puede atender. El secretario General está de viaje. El secretario General está en reunión. Ok, a oídos sordos megáfono con acople. Nos vemos en Tribunales dijo el hombre.
Si es por daño al patrimonio, no pretenda disciplinar a los testigos que pusieron la voz cuando usted no puso los oídos.
Por cierto, hay otros perjuicios económicos que se enumeran en el blog de la Corriente de Trabajadores de Prensa.
Y se me ocurre uno más. Marcos Leiva renunció. ¿A alguien se le ocurrió que el ex Gerente Administrativo puede denunciar a la obra social de prensa por mobbing? Es sabido que tuvo serios desacuerdos con la conducción y que eso le costó más de un dolor de cabeza.

Todas las voces ¿todas?
Subiéndose otra vez al tren de la arrogancia la Directiva de la APT dice en su página web que los motivos de la convocatoria a asamblea extraordinaria podrán ser escuchados por "todos los trabajadores de prensa de la provincia". Vamos, cállese. No diga macanas, señor redactor. Los trabajadores que la APT reconoce y admite en su seno no son TODOS LOS TRABAJADORES DE PRENSA DE LA PROVINCIA. Hay trabajadores de radios FM; de medios digitales; de oficinas de información institucional (públicas y privadas) que no saben siquiera que existe un sindicato de prensa.

El descrédito es una herramienta CONTRA los periodistas, no DE los periodistas
La nota de Primera Fuente dice que Díaz y Cuello "faltaron a la verdad" en sus testimonios judiciales. Cállese, redactor. Por favor cállese. "La versión de ambos será contrastada (en la asamblea) con los testimonios de otros compañeros". No sólo se desacredita a Cuello y Díaz. Se ofrecen voluntarios de asamblea para el descrédito. Lindo, che. El traje de botón, ese azul que viene con la tonfita, no es para obreros de los medios. El que se viste de azul no es "compañero" de nadie.
La versión de ambos FUE CONTRASTADA EN TRIBUNALES con los testimonios de parte de personas convocadas por el sindicato. Prensa ya presentó sus propios testigos ante la Justicia. ¿Hace falta montar un show para que los testigos de parte muestren además públicamente su "lealtad" a la actual conducción? Los afiliados tienen muchas necesidades. Esta no es una de ellas.

De tan gorda la chancha ya no camina
"No hay que alarmarse ni rasgarse las vestiduras..."
"Como pretenden hacer creer..."
"(la convocatoria a asamblea está) despojada de cualquier tinte político y mucho menos tiene afán persecutorio..."
"No hubo toma de medidas arbitrarias ni mucho menos represalias..."
Ese teclado está tan a la derecha que el redactor debe ser víctima de una terrible escoliosis. Mental. Cállese. La boca se le hizo a un lado y la lengua pa'l costado. El que está del otro lado del corazón. Claro, ése. El costado derecho.
Las personas cometen errores. Las personas que conducen instituciones cometen errores. Es don de gentes reconocerlos y esforzarse por enmendarlos.
Quienes convocan a una asamblea extraordinaria para desafiliar a dos personas de acuerdo con el artículo 11 inciso e) del Estatuto de la Asociación de Prensa de Tucumán ("Haber incurrido en actos susceptibles de acarrear graves perjuicios a la asociación o haber provocado desórdenes graves en su seno") necesitan un espejo. ¿No es un desorden grave llevar asuntos internos del gremio (tales como una asamblea) a los Tribunales? ¿No implica un perjuicio grave para la APT poner en duda la palabra de algunos de sus afiliados, apartarse del camino del servicio y distraer recursos en sostener un error?
La comisión directiva de la APT quiere hacer callar a los que no fueron testigos a su favor. Los quiere desacreditar. Los quiere desafiliar. Les quiere negar beneficios sindicales. Cállese. Cállese. Cállese. Shshshshsh. Dejen dormir a Il Ragno. Está soñando. Sueña que cuando sea grande va a tener las patillas como Lorenzo Miguel.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy bueno tu post. Es increíble todo lo que pasa acá, este gremio que hace trabajar en negro, que nunca sale a favor de los compañeros, que sólo sabe aparatear. Es realmente vergonozso. Para colmo, están orgullosos de haber tenido gente trabajando en negro, es evidente de que esto es así, si no no tendrían la soberbia de convocar a un asamblea. No conozco del todo el caso, pero lo estuve siguiendo en estos días. Es fundamental que a estar altura, todos los compañeros estén alertas, porque el gremio no es de Gijena, es de todos los periodistas.