5 de mayo de 2011

Los que nunca andan en bondi



El intendente Domingo Amaya y el subsecretario de Tránsito y Transporte hablan como lo que son: personas que nunca, nunca, nunca toman el ómnibus.
El tufillo autoritario de Giovanello con eso de "la gente debe acostumbrarse a ir al kiosco" me ha irritado. Igual que el de Amaya. El intendente pretende que los usuarios del transporte público hagamos el trabajo de los municipales: controlar que haya cospeles.
Ya que tienen tan claro lo que tenemos que hacer, propongo que Amaya y Giovanello pasen 30 días sin usar sus autos, oficiales y particulares. Que anden en bondi. Que consigan cospeles. Que esperen en la parada. Que un trayecto de 15 minutos se les vuelva la gran travesía de 1 hora, parados y escuchando la radio Bésame.