25 de marzo de 2008

A esa vaca no me la como...




Ni en mis sueños más locos me hubiese imaginado que un tipo que gana 1500 pesos de sueldo y que paga el 1 por ciento de sus ingresos por un kilo de carne iba a salir a defender los retornos de los ganaderos.
Una cosa es cuidar a nuestros productores, darles una mano. Otra es tolerar que ellos quieran tener un margen de ganancias exorbitante a costa de los bolsillos de los ciudadanos.
Para ponerlo claro: un tipo tiene una vaca y su negocio está en venderla por pedazos. Una vez que la faena, decide vender los pedazos en la Argentina y supongamos que gana unos 5 pesos por kilo. Otro tipo tiene una vaca y su negocio está en venderla por pedazos. Una vez que la faena, decide vender los pedazos en Madrid a 5 euros por kilo. Es decir, a 25 pesos los mil gramitos. Con retenciones del 50 por ciento, este exportador estaría ganando unos 12,50 pesos por kilo. Más del doble del que vende su vaca en el país. Puesto que los beneficios son mayores exportando, un buen día todos los que tienen una vaca quieren ganar 12,50 el kilo en lugar de 5. Y empiezan a vender sólo afuera. Y nosotros nos dedicamos a comer otra cosa. Siempre y cuando a esa otra cosa no decidan exportarla hasta la escasez también.
Si no hubiera impuestos para los productores agropecuarios que venden alimentos en el extranjero, no tendríamos alimentos. O tendríamos que pagarlos a un precio altísimo. Hoy es ya muy difícil sostener el nivel habitual de consumo que teníamos los argentinos con algunos productos. La carne y la leche entre ellos.
No se cobran impuestos a la producción. Se hacen retenciones a la exportación. Para que quede algo para comer por estos lados.
No trabajan a pérdida. Su rentabilidad es varias veces superior a la del dueño de cualquier negocio que está en este momento en el obelisco respaldando la protesta.
Mientras no permiten circular a los camiones que llevan combustible y comestibles por todo el país, ellos siguen exportando y les van cayendo los euritos en los bolsillos de su bombacha de gaucho de 300 pesos.
No sé ustedes, pero yo no me voy a dejar engañar por los avaros que quieren ganar, pero no ganar trabajando, sino compitiendo en una carrera desigual contra el pueblo argentino.

2 comentarios:

gesualdo dijo...

cuanto comparto tus dichos Mariana!!! saludos

Juventud Liberal dijo...

Hola! Te invitamos a pasar por nuestro blog, a leer y comentar nuestros artículos.
Estamos abiertos a todas las opiniones y no moderamos los comentarios.
Saludos!

www.juventudliberaltuc.blogspot.com