25 de septiembre de 2007

Vamos, hay que poner estos temas en la agenda




En los últimos meses la organización internacional Greenpeace ha intentado (con poco éxito, en mi opinión) que nos interesemos hasta la indignación por la destrucción del bosque de yungas en la provincia de Salta. Como relatan sitios de distintas organizaciones, la tala indiscriminada provoca el desplazamiento de la población indígena hacia la zona urbana y pueblos cercanos comienzan a enfrentar riesgos de inundación para la temporada de lluvias (que en la zona subtropical se inicia en el próximo mes de noviembre). Las comunidades que vivían de y en el bosque son arrastradas a la mendicidad. Los animales que vivían de y en el bosque mueren o se desplazan también fuera de su ambiente provocando desequilibrio y enfermedades en otros espacios.
Lalo Mir transmitió desde Las Yungas y con seguridad consiguió algunos votos para pedir una ley de protección de bosques en el Senado de la Nación.
¿Esta tiene que ser una campaña de Greenpeace? Bueno, es a lo que se dedica este grupo. Pero las cuestiones ecológicas están en la agenda de muchos jóvenes políticos que han entendido (en una revelación ciberpunk) que el futuro es ahora. Y están siendo ignorados.
No quiero perder tiempo en la próxima campaña oyendo discusiones acerca de si Mauricio es Macri. Prefiero oír hablar acerca de por qué hay compañías agrícolas que irrumpen en la casa de los kollas y los wichí y les roban el lugar y el sustento.

2 comentarios:

Diluvio dijo...

Mariana,

Siempre me cayó mal el greenpeace. Siempre busca poner en agenda temas de onda preocupación, temas ecológicos.

Pero siempre deja en sus consignas un tufillo a miopía: ¿acaso no hay otra temas mas importantes que las yungas de salta o las ballenas en japón?

Mariana Nofal dijo...

A mí no me caen particularmente bien las organizaciones transnacionales de cualquier tipo. Pero estos chabones duermen arriba de un árbol para detener la tala, y eso es más de lo que otras organizaciones (y aun yo misma) están haciendo. Así que les dedico este reconocimiento en el blog. E insisto en que nuestros estadistas TIENEN que poner estos temas en su agenda.