16 de marzo de 2010

Pisce taciturnior


Más silencioso que un pez. Así va a ser mi enojo ahora. A callar.
De todos modos siempre voy a tener la letra muda, la letra otra, ésta.
Mi silencio licencioso.

5 comentarios:

Merveilleuse dijo...

Licencioso. Me encanta.
Pero el enojo con silencio licencioso trae acidez y dolor de panza.

joaquina dijo...

¿vos no sos de enojos a lo Joaquina? Mirá vos, ¡sos pura espuma entonces!te la pasás hablando del monstrruo y después sos un pez de pecera, ni siquiera un tiburón!

Mariana Nofal dijo...

Verdá. Pura espuma. Un pez de acuario artificial nomás. Mi horóscopo chino dice no pelear. Yo le hago caso a Ludovica y descargo en el blog. Que para algo sirva.

Dany dijo...

"No digas nada, no preguntes nada, cuando quieras hablar quédate mudo. Que un silencio sin fin sea tu escudo
y al mismo tiempo tu perfecta espada..."

Me hiciste volar hacia aquel soneto que descubrí en mi adolescencia, y que después vi como un elogio místico de la resignación. Pero yo sospecho que lo tuyo es otra cosa.

¿Y si colgamos un nuevo cartel que diga "LOS DOS PECES"?

Dany dijo...

Bueno, también viajé a Peces de ciudad, para ser sincero. No soy horoscopero pero creo en el ZOODÍACO, como habrás visto en ese pie de foto que me inspiró nuestro Pingüino (yo soy anfibio, como él).