23 de agosto de 2007

Una elección posible


El domingo hay elecciones en Tucumán. Hay que elegir. Gobernador, intendentes, delegados comunales, legisladores y concejales... Hay que elegir.
No hay que votar por los bolsoneros. Ni por los que prometen ciento cincuenta por mes. Hay que elegir. Tomarse el trabajo de elegir. Tener el coraje para elegir.
¿Ustedes recuerdan cuando no podíamos elegir? Y estábamos en democracia. Cuando había que hacer de tripas corazón y votar por los candidatos que pudieran hacerle frente a Antonio Bussi, porque el anciano general arrasaba en las urnas como lo había hecho antes en los mataderos clandestinos. En esos días (recuerdo con tristeza y con ternura) he visto radicales, socialistas y comunistas abrazados, cantando (ebrios, por supuesto) la marcha peronista. Traicionando su militancia, sus ideas o, simplemente su preferencia personal sólo para salvar las papas. Sólo para enfrentar al monstruo. El domingo podemos elegir. Y hay que elegir.
Yo elegí cuando pude. Me equivoqué también, y me hice cargo. Me creí palabra por palabra lo de la Alianza por el Trabajo la Educación y la Justicia. El lanzamiento de campaña de la Alianza se había hecho aquí, en Tucumán. Fue un 9 de julio en el club de Villa Luján. Me tocó hacer la cobertura para el diario. Al final del discurso de Alfonsín solté el grabador para aplaudir, enloquecida, emocionada. ¿Se acuerdan de ese discurso? El remate decía así: "No se trata de ganar una elección, se trata de salvar a la patria". Pucha y cómo le creí. Yo puse el voto con orgullo guerrero, para salvar a la patria. Qué clavo, señor.
Todavía hay en Tucumán gente que no puede elegir. Que tiene miedo de tener ciento cincuenta pesos menos en el bolsillo si no gana su candidato. Gente que tiene miedo de que le quiten las limosnas amansapobres que le dan por agitar banderines y sonreír gritando "¡Viva Fulano!" en alguno que otro acto proselitista. Hay gente que va a votar a delincuentes en proceso judicial por cargos como estafa o malversación de fondos. Por favor no. Elijan.
Los que no saben que pueden elegir, los que creen que no pueden, no leen este blog. ¿O si? Ojalá (quiera dios), como dicen mis paisanos.
No siempre me fue bien, pero siempre fui optimista. Siempre quise creer que vamos a estar bien. Siempre pensé que estaba bien tener "una nueva ilusión// la luz de un volcán// la rueca de la esperanza"...
Voy a hacer mi apuesta y voy a elegir a
Los que han dado su costado
para los desamparados
victoriosos torturados
pero nunca derrotados.
El futuro está en mis manos
y en mi amor apasionado,
el futuro está en tus manos
y en mi amor.

2 comentarios:

geronimo cong dijo...

marianita
seria lindo que leas seprin alli donde salio lo de la chica victoria carolina bereziuc

Victoria Bereziuk la chica Victoria (Viky, para los amigos), es también la persona que seria de “muchísima” confianza de Uberti.

Mas allá de todo, se sabe en los ambientes, que el matrimonio presidencial esta separado hace mucho tiempo...

un saludo muchos besos y aunque ganes por goleada este domingo recuerda que al final al final

ahh ahora moderas los coments???
que democratica que estas(!)

Mariana Nofal dijo...

Gerónimo, chiquito, claro que modero los comentarios. Eso evita que muchos de esos que firman como "Anónimo" publiquen cualquier cosa en este blog. Por cierto: si leés muy seguido la página de seprin es porque tenés tus reservas acerca de la democracia