16 de abril de 2007

Identidad blogger




Muchos bloggers tienen identidades ocultas o escurridizas.
Ocultar la identidad en la red es bastante fácil. Hay incluso software diseñado para eso. Lo interesante del asunto es analizar por qué alguien quiere evitar ser identificado cuando hace una publicación.

Una paradoja y los bloggers amenazados
Habrán notado que es paradójico que alguien que publica algo tenga una identidad oculta. Precisamente porque en la acción de dar a conocer una cosa, mezquina conocimientos sobre otra. Puede ocurrir que el blogger esté inserto en un contexto social represivo (hablo de regímenes en los que no se respeta la integridad física de sus habitantes). Entonces, para resguardar por el mayor tiempo posible su salud, el militante blogger denunciará las formas de opresión que lo afligen sin dar a conocer su nombre. Además, evitará también ser identificado a través del punto desde donde se conecta a la red (su casa, su oficina). Hay organizaciones que asisten a los cibermilitantes que llevan adelante sus páginas en estas condiciones difíciles. Se trata muchas veces de periodistas profesionales o miembros de asociaciones civiles sometidos a censura por los dirigentes sociales de su entorno.
En ocasiones puede ocurrir también que la amenaza de sufrir acoso judicial por parte de las personas o grupos denunciados en un blog lleve a los autores a esconderse.

Los tirapiedras
Hay, además de los militantes, muchos otros tipos de bloggers. Pero como sólo nos estamos ocupando aquí de los de identidad oculta me parece oportuno hablar de los tirapiedras.
Los tirapiedras no necesariamente han visto alguna vez su seguridad amenazada a causa de un post comprometido con las causas sociales. Por lo general simplemente se aprovechan de la intermediación sin rostro que ofrece la red. ¿Para hacer qué? Bueno, cualquier cosa. Pueden dedicarse a postear cosas cómicas, a hacer críticas o a nada. Puede ocurrir también que los usuarios anónimos simplemente no hayan reflexionado jamás acerca de eso. Y en ciertas comunidades algunos conservamos un instinto paranoico que, de movida, nos lleva a no mostrar un perfil real en el blog.


Los grupos

Muchos bloggers anónimos lo son porque representan causas colectivas. En estos casos, el perfil del que aporta sus escritos o propuestas se diluye en el grupo, que es el que aporta identidad al blog.


Los alias

Hay bloggers que no exhiben su identidad completa, pero son conocidos en la comunidad en la que profesan su ciberfe. En estos casos, su perfil se va construyendo sobre los posts que publica. Su identidad es estrictamente blogger, se conforma de acuerdo a lo que hace en la red. No está ocultando nada. La diferencia entre los usuarios de alias reconocidos y los anónimos u ocultos es la honestidad. LamarK es un bloguero reconocido (podemos conocerlo o no) por su comunidad, no tiene como objetivo esconderse y publica honestamente lo que le da la gana. No cobardemente lo que sería incapaz de sostener delante de los demás.

Los alias probablemente sean una herencia de los primeros conectados de los '90, que no ocultaban su identidad en la red, sino que construían una identidad específica para la red.


En fin

David de Ugarte me enseñó que la costumbre paranoide de desaparecer en la neblina "por si acaso" no sirve. Los que hasta ahora no habían pensado en ponerle nombre y apellido a su perfil, bien podrían por lo menos tomarse tres minutos para la reflexión.

En cuanto a los alias, en mi opinión no hacen falta. Pero es interesante (desde el punto de vista filosófico) eso de ser específicamente un ciudadano de la red: un ente que no tiene procedencia, residencia ni existencia fuera de ella. Claro que igual que en la vida outnet, es importante que la identidad bloguera no sea falsa. En cualquiera de los dos mundos, el que miente primero y se esconde después es un estafador.

4 comentarios:

Abeja dijo...

Hola Nofal! Lei el chat de tu blog ...estos muchachos necesitan un guionista!.
Que bizarro esos nicks con 4 letras que, coincidentemente, adoptan la identidad de quienes por reclamar el trono terminaron descuartizados.
Te mando un post estos días. Besos.

LamarK! dijo...

es tan raro esto... Nunca me habia puesto apensar cuan importante era el nombr y apellido en nuestros blogs, siempre he jugado, navegado, participado en foros, blogueado y muchas cosas mas bajo el mismo Nickname, creo que fue por el 2003 cuando empecé a jugar Counter-Strike que forjé mi nick a fuerza de balas, luego pasé por otros tipo de juegos pero siempre respetando aquel nombre q yo había elegiodo pare diferenciarme del resto.

sin embargo nunca escondí mi nombre real ni mi lugar de residencia, tal vez si la edad pero es que recien este año tengo 18 y en juegos de azar se necesita la edad. :P


Aún hoy, 3 años mas tarde, sigo utilizando LamarK como name y hasta lo tengo impreso en la campera del colegio, por eso si alguna vez se vuelven a encontrar con ese nick sabrán quien es. Siempre!

salu2.

PD la persona que dejó comment antes que yo tb tiene un extraño nick Abeja ^^

Rodolfo dijo...

Hola,

Estoy de acuerdo en el uso del nick llamemosle 'filosofalmente' hablando. No se trata de ocultarse tras un nick tampoco es el otro extremo de usar el nombre y apellido como en la calle ya que uno mismo en distintos ambitos es conocido con distintos nombres (pepe, doctor, eh che, sr. gonzalez, etc).

KC dijo...

Si bien es cierto que es común encontrarnos con que la gente utiliza nicks, me merece más respeto y confianza cuando alguien se identifica con nombre y apellido. Tal vez use un nick, pero en algún lugar puede saberse que es esa única persona y que no se oculta.
Dar la cara, hablando metafóricamente, muestra a primera instancia, muchos aspectos de la identidad.
Tu post me hizo reflexionar. Gracias :P
K