11 de abril de 2007

Empieza el curso de blogs y política


Ya empezó el primer cibercurso organizado por la Fundación Generación Libre y por Generación K. Se trata de una capacitación a través de internet, destinada a militantes kirchneristas. La idea es que cada uno de los participantes aprenda a construir su blog, a sostenerlo y a usarlo como herramienta de militancia.

Hasta el lunes, día de "comienzo de clases", la Fundación había becado ya a 600 personas, que tendrán acceso gratuito al curso que durará once semanas.


Cómo se hace

Los contenidos de estudio se desarrollaron sobre la plataforma moodle. Se accede a ellos a través de Internet. En la página del curso están las propuestas de lectura y de videos. Cada semana se actualiza ese material. Pero lo más importante de la capacitación son los foros. Los foros son espacios temáticos creados por los estudiantes. Cualquiera puede crear un foro, acerca de cualquier tema. Y cualquiera puede responder a los planteos de ese foro. Así, si yo tengo dudas acerca de cómo subir una foto a mi blog, la planteo en un foro y puedo recibir decenas de respuestas de parte de mis compañeros.


Por qué se hace

En el siglo XIV la nueva tecnología de imprentas planas más pequeñas dio paso a la creación de los folletos. El vocablo viene del italiano foglietto, un producto de imprenta de tirada escasa e irregular. Consistía generalmente en una hoja plegada por el medio que contenía las noticias del día o de la semana.

En el siglo XX (en las décadas del 60 y el 70 sobre todo) la tecnología de multicopias (mimeógrafos, fotocopiadoras) promovió la difusión de los fanzines.

En el siglo XXI, la web nos trae los blogs.

En los tres casos (el folleto, el fanzine y el blog), se trata de publicaciones de tipo no profesional. No sólo los escritores y periodistas escriben en blogs. No sólo los diseñadores gráficos diseñan blogs. No sólo los webmasters suben páginas a la red.

Cualquier persona con competencia comunicativa puede construir su blog y publicar. Y de hecho así sucede.

Del mismo modo que para publicar un folleto o un fanzine, publicar un blog requiere de acceso a la tecnología que le da soporte y existencia.

Pero los blogs se diferencian de los fanzines y folletos en varios aspectos: Uno de ellos es la accesibilidad del destinatario.

Los bloggers tienen la posibilidad de facilitar la llegada de sus textos a los destinatarios de un modo en que los militantes de los siglos pasados jamás imaginaron.

La capacidad de difusión que tiene un blog no es siquiera proporcional a la que tuvieron sus antecesores. Sobre todo en relación con su costo de producción. Imagínense una página que tiene 60 visitas por día, 400 por semana. Sólo fotocopiar 400 hojas de tamaño A4 cuesta más o menos 30 pesos. En un mes serían 120 pesos. Insisto: y eso sólo cubre el gasto de fotocopias de una hoja A4 impresa por uno sólo de los lados en tinta negra.

Un blogger, por dos pesos en un cibercafé, construye su publicación, la ilustra y la distribuye con posibilidades infinitas de lectura (hay que trabajar esas posibilidades, claro). Además, quien lea el último post tiene acceso al archivo de todos los anteriores y tiene, además, la posibilidad de comentar directamente con el autor e indirectamente con otros lectores, el contenido del blog.

En fin, las diferencias son muchas (ya seguiremos con este tema), pero la base del comportamiento social en torno a las publicaciones militantes es la misma. Cada vez que la tecnología pone a nuestro alcance un medio de difusión más barato, más fácil de difundir y con más prestaciones que los anteriores, empezamos a publicar.

No hay comentarios.: