13 de mayo de 2015

La Cinta Rosa 7. No me banco.

No me banco la mierdilla sentimentaloide que se desparrama en torno al cáncer. Esa cosa de libros lloricosos que te "enseñan" a "morir con alegría". O blogs escritos por héroes y heroínas que batallan contra la enfermedad a puro golpe de lugares comunes.

Hace unos días encontré un escritito tumoroso en Facebook con una notita de copirrái al pie. Me pregunto si es para asegurarle a la familia unos mangos con la publicación póstuma. Me pregunto si logrará vender algún libro si sobrevive. Me pregunto si se habrá preguntado por qué lo hace. Yo tengo claro que el cáncer vende. Vende drogas; servicios para enfermos; servicios para moribundos; vías intravenosas que son como la ferrari de la solución salina; terapias alternativamente terapéuticas, yuyos buenos, malos, de amor y de muerte; analgésicos de corte industrial; pelucas. Y vende también historias. En Hollywood y en las editoriales. La bloguera con copirrái también tiene claro el asunto del negocio. Insisto en mi curiosidad acerca de si van a vender a cajón cerrado o no.

No hay comentarios.: