1 de abril de 2011

Otra vez y otra vez y otra vez

Estoy tan endeudada con este blog que cada vez que lo veo me da vergüenza tanto abandono, tanto, tanto. Y él que me ha servido bien y hasta me ha malcriado. Vuelvo al blog, como se vuelve siempre al amor.
Me tiene que perdonar un día de estos. Ya van a ver.

No hay comentarios.: