6 de mayo de 2009

Sobre los estúpidos




No sé cómo viene la mano con el título, no me decido. Podría escribir acerca de los estúpidos o por encima de ellos y en los dos casos sería correcto. Voy a hacer las dos cosas.
La mano con los estúpidos viene así: hay muchos y están distribuidos de manera no homogénea (aunque sí estratégica) por todo el globo. Visto entonces que hay muchos y están en todas partes es casi seguro que habremos de toparnos con los estúpidos a lo largo del día y en lo ancho de los días. Resignación.
Con algunos estúpidos puede uno sentarse a tomar un café y hasta conversar, si no hay otra. Se puede jugar al buraco con los estúpidos. Se puede bailar con ellos en una fiesta, ayudarlos a encontrar una calle, decirles quelindocortedepelo, dejarse sacar el apéndice o convidarles torta.
Pero hay cosas de las que hay que mantenerlos alejados. La propia producción, por ejemplo.
Un estúpido es capaz de transformar una idea en una kermese rebosante de rosarios de plástico y caramelos holanda. Si un estúpido lee tu plan anual para organizar las compras de oficina no sabe si es una ventana a la franquicia Barbie, tres insultos a la moral catolicapostolicarromana o un par de operaciones matemáticas. Cuando un estúpido toca tus cosas puede transformarlas en polvo. En polvo compacto para pómulos de estúpidos que se maquillan con el color incorrecto porque nunca pueden encontrar el que realmente les tapa la cara de estúpido que llevan como una bandera carné de identidá.
Un estúpido tiene que estar lejos de lo que producís. Puede arruinarlo y lo hará. No importa si lo que hacés es pura producción intelectual; fuerza bruta; o un poco de cada cosa (como conducir un taxi).
En fin, como dice Seba Lorenzo, yo tengo un blog y me descargo, qué mierda. Me saco las ganas, en realidad. No me descargo gran cosa porque sigo y seguiré cargando con los estúpidos que me tocan en suerte. Dicho esto, haré una última aclaración: he escrito acerca de los estúpidos.
No he podido escribir encima de ellos porque estoy en casa y no he encontrado ninguno por aquí como para sentármele en el lomo o sobre el cráneo vacío, vacío, vacío. O lleno hasta el tope de mirinda manzana.

6 comentarios:

poulet dijo...

excelente, un poco mucho de bronca para tanto estupido dando vuelta, pero no incorregibles ese es su mayor problema.

Merveilleuse dijo...

ah mirà! que conveniente yo me topè con uno hoy, uno de mal humor, cornudo probablemente.

ELINA dijo...

COMO DIRIA MI ABUELA:
"DEJEN DE ESTUPIDIAR CHE"
EN REFERENCIA A CUANDO NOS CAGABAMOS A PALOS CON MIS PRIMOS...
HAY CADA ELEMENTO DE PRUEBA...
COMO ESE QUE ESCRIBIO:
"HAGO POZOS A DOMICILIO"
TOO MUCH!!!!!!
BESOS

P/D: ME DEBES EL TUTORIAL DE LA PLANTILLA XML PARA MI BLOG!!!!

paola Jiménez Mones dijo...

Lo per de todo enana es renegar con los estúpidos!

Anónimo dijo...

Juan David Correa: No me censures. Muy lindo tu comentario, pero denoto mucho resentimiento. Leyendo tus notas anteriores,eran mas cálidas y optimistas. No te subas a la calesita de la "amargura", que terminaras odiando al mundo.

Mariana Nofal dijo...

Juan David: no censuro los comentarios. Publico todos los que están firmados. En cuanto al post, no es amargura, no es resentimiento. Es el más simple y puro empelote. Y gracias por el consejo :-D