23 de marzo de 2009

Buen aire en Tucumán



No soy muy escuchadora de radio. (Los más circunspectos dirán "oyente, mamerta". Pero escuchadora me gusta más. Oyente suena a aclaración de que uno no es sordo).
En fin, decía que no soy muy escuchadora de radio, quizá porque no siempre encuentro algo que pinte bien para pasar el rato o para informarse o para lo que sea que puede servir una emisión de radio.
Eso en los últimos veces por fortuna ha cambiado. La Loba estuvo haciendo algunos reemplazos en Antena 8 (FM 98.1) en horarios de los más movibles y en programas de lo más variados. Y siempre es un placer escuchar a alguien que se crió en la radio. Que labura frente al micrófono (y que no se malentienda) desde cachorra y conoce los tiempos, el sabor y la gracia de estar en el aire. Es un animal de radio esta Loba. Y se le nota la felicidad de estar en el estudio. Si tenemos suerte, estará todas las siestas en Antena, más allá de los reemplazos.

Ingrid y Facundo
Me lo encontré un día de esos malos días en la parada del 7. Le dije que iba a cambiar El Show de la Noticia por el programa de ellos dos. Y lo hice. Y me gustó. Confieso que no lo escucho desde las 6 hasta las 9. Yo arranco en la mitad del programa, cuando voy en el bondi a la Secretaría y quedo con los auriculares puestos hasta el final.
Están en Rivadavia (FM 101.5) y el programa se llama El diario de Rivadavia. Tienen cosas interesantes los muchachos, como la promoción de músicos tucumanos y una sección que, si entendí bien, se llama "Lo no impreso", donde se habla de lo que no publicaron los diarios.
¿Lo que más me gusta? Las entrevistas. Igual que en el caso de la Loba, son descaradas pero de pulcros modales. La Brito pone el descaro y Facundo se hace el bueno y pone voz de bueno y hace creer que está sujetando a la Ingri. Es como un domador que se disculpa sonriente frente al señor al que la bestia le mordió la nariz.
Buéh. He cumplido conmigo misma que hace como dos semanas que vengo con eso de "uh, me estoy debiendo un post acerca de que ahora escucho la radio".
Que les vaya lindo a los microfoneros. Que lo sigan disfrutando y haciendo disfrutar.

No hay comentarios.: